Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

    ¿Qué es la Fascitis Plantar y cómo se cura?

    Una de las causas más comunes de dolor en el talón es la fascitis plantar. Aparece por la inflamación de una banda gruesa de tejido que atraviesa la planta del pie y conecta el hueso del talón con los dedos de los pies (fascia plantar).

    Síntomas más relevantes de la Fascitis Plantar

    La fascitis plantar normalmente causa dolor punzante, que se hace más notorio en los primeros pasos de la mañana. Posteriormente, conforme pasan las horas, el dolor normalmente disminuye, pero puede reaparecer después de periodos largos de pie o al incorporarse después de estar un rato sentado.

    Causas de esta dolencia en la planta de los pies

    La fascia plantar es una banda de tejido (fascia) que une el hueso del talón con la planta de los pies. Su función es la de sostener el arco del pie y absorber el impacto al caminar.
    La tensión y el estrés continuado en esta zona pueden provocar pequeños desgarros. Estos desgarros o incluso estiramientos repetitivos pueden inflamar o irritar la fascia.
    Es más frecuente en personas que tienen sobrepeso o corredores.

    Factores de Riesgo que aumentan el riesgo de desarrollar Fascitis

    Aunque bien es cierto que la fascitis se puede presentar sin una causa obvia, algunos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta afección.

    • Edad: es más frecuente en personas entre los 40 y 60 años.
    • Ejercicio: las actividades que ejercen presión sobre el talón y los tejidos adheridos, como es el caso del ballet, la danza aeróbica o carreras de larga distancia cuenta abajo o sobre superficies desiguales, pueden influir en la aparición de la fascitis.
    • Mécanica del pie: tener un pie plano, un arco alto incluso un patrón de marcha atípico al caminar puede afectar en la forma en la que se distribuye el peso cuando estamos de pie, poniendo en más tensión a la fascia plantar.
    • Obesidad: el exceso de peso ejerce una mayor presión sobre la fascia plantar.
    • Profesiones en las que debes pasar muchas horas de pie: las personas que pasan su jornada laboral la mayor parte del tiempo caminando o de pie sobre superficies duras pueden tener un mayor riesgo de sufrir esta dolencia.

    Complicaciones si no se busca una solución:

    Ignorar la fascitis plantar y no ponerle solución puede desencadenar dolor crónico en el talón que dificulta las actividades cotidianas. Además de cambiar involuntariamente la forma de caminar evitando el dolor en la planta del pie y generando problemas en el pie, rodilla, cadera o la espalda.

    Tratamiento con fisioterapia:

    La fisioterapia es una buena elección para aliviar los síntomas. En Fisioterapia Granada ofrecemos diferentes tratamientos de fisioterapia para fascitis plantar cuyo objetivo es mitigar la inflamación de la fascia tanto en su fase inicial como aguda.
    Tras realizar una evaluación de la forma de la pisada y tomar medidas correctoras si fuera preciso, procederemos a realizar técnicas manuales con estiramientos, masoterapia, maniobras fasciales, kinesiotape y ejercicios de fortalecimiento… para así de este mono disminuir el dolor y activar el proceso de curación.

    Consejos y remedios caseros para paliar los efectos de la Fascitis

    • Mantén un peso saludable: un peso extra repercute en la tensión que soporta la fascia plantar.
    • Escoge zapatos con buen apoyo: escoge zapatos con suelas gruesas y amortiguación adicional y en el caso de tacones es conveniente evitar que sean altos. Recuerda no usar zapatos planos ni caminar descalzo.
    • Aplicar frío: se recomienda aplicar una bolsa de hielo entre tres o cuatro veces al día durante unos 15 minutos. También es recomendable coger una botella de agua congelada a modo de rodillo para hacer un masaje por la planta del pie.
    • Estira los arcos: estirar la fascia plantar, el tendón de Aquiles y músculos de la pierna.
    • Deporte: realiza deportes que sean de bajo impacto (bicicleta, nadar o andar)

    Autor: Mercedes Romero Martín. Fisioterapeuta.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *