Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

    Recomendaciones para la recuperación de la Tendinopatía de Rodilla

    Para recordar de que se trata una Tendinopatía, diremos que:

    Se caracteriza por la presencia de un tendón de consistencia blanda y de fibras de colágeno desorganizadas y de color amarillo pardusco, siendo esto una degeneración mucoide. Se observa como las fibras de colágeno se encuentran desorganizadas y separadas por un aumento de la sustancia fundamental, por lo que se encuadran como colágeno tipo III, caracterizado por una gran elasticidad, pero baja resistencia a la tensión y mayor predisposición a la rotura.

    Dependiendo de la presentación de los síntomas, las tendinopatías se clasifican en 4 grados:

    • Grado I: el dolor solo se produce después de la actividad deportiva, no hay limitación funcional.
    • Grado II: el dolor se produce al inicio de la actividad deportiva, desapareciendo con el calentamiento y reapareciendo, a veces, con la fatiga, siendo capaz el paciente de llevar satisfactoriamente la práctica deportiva.
    • Grado III: el dolor se mantiene en reposo y después del ejercicio, pero el paciente cada vez tiene mayor dificultad a la hora de realizar la actividad.
    • Grado IV: rotura completa del tendón.

    TRATAMIENTO:

    Si el cuadro clínico es de poco tiempo de evolución y ha respondido a algún ejercicio intenso, lo consideraremos un cuadro agudo y podremos realizar las pautas habituales de lesión aguda:

    HIELO SUAVE10 minutos tras la práctica deportiva
    ESTIRAMIENTOSGrupo muscular implicado
    MEDICACIÓN ANALGÉSICA O ANTIINFLAMATORIASegún la intensidad del dolor por un periodo no superior a 7 días.

    Si el cuadro se alarga en el tiempo se considerará como tendinopatía crónica y estableceremos las siguientes pautas:

    • Se elimina el uso de antiinflamatorios no esteroideos en el tratamiento de tendinopatía cronificadas.
    • Modificación de las pautas de actividad física, limitando los gestos que reproduzcan el dolor y mejorando los factores extrínsecos involucrados.
    • Corrección de los factores intrínsecos, fundamentalmente los biomecánicos: movilidad articular, estiramiento muscular, correcciones ortóticas como plantillas o modificación del calzado deportivo.
    • Aplicación de diferentes protocolos de rehabilitación mediante fisioterapia, con un capítulo dedicado a la realización de protocolos de trabajo excéntrico.

    El trabajo excéntrico es aquel que produce una contracción de un músculo determinado mientras se produce su estiramiento y se realiza de forma habitual en la fase negativa del movimiento al frenar o desacelerar el efecto de una carga.

    • Realización de trabajo de potenciación muscular de los grupos estabilizadores adyacentes al tendón.
    • Terapias de infiltración directa en el tendón lesionado (plasma rico en plaquetas, células madre mesenquimales…) o indirecta (corticoides…), siempre dejándolo en manos de un especialista cualificado.
    • Posible uso de medicamentes biorreguladores, cada vez más utilizados.

    TENDINOPATÍA ROTULIANA

    En el caso de la rodilla, en una tendinopatía rotuliana, esta pauta de ejercicios le ayudará a disminuir su dolor y a fortalecer el tendón afectado.

    Fase inicial: ejercicios de calentamiento.

    Realice un calentamiento con ejercicio sin impacto durante 10 minutos, por ejemplo, bicicleta, elíptica, ejercicios en piscina (flexión/extensión de rodillas, correr…).

    Fase intermedia: ejercicios excéntricos para fortalecer el tendón rotuliano del cuádriceps.

    1. Durante las dos primeras semanas:

    Posición inicial: en decúbito supino con rodilla afectada estirada y la pierna elevada hasta los 75-90 grados.

    Ejercicio: deja caer la pantorrilla con la rodilla flexionada lentamente durante 10 segundos. Para comenzar la siguiente repetición vuelva a la posición inicial. Realizar 2 series de 5 repeticiones, 5 días a la semana.

    • De la 3ª a la 12ª semana:

    Posición inicial: de pie, con apoyo de la pierna afectada y contactando la región dorso-lumbar a la pared con el balón.

    Ejercicio: realice lentamente un descenso del cuerpo, hasta alcanzar los 90 grados de flexión de rodilla. Mantenga esta posición 5 segundos aproximadamente. Posteriormente, con los pies apoyados, realice la subida hasta la posición inicial. Realizar 3 series de 15 repeticiones, una vez al día, durante los 7 días de la semana, hasta completar la 12ª semana.

    Fase final: estiramientos

    Estiramiento del tendón rotuliano y músculo cuádriceps. Realizar los estiramientos después de los ejercicios excéntricos, manteniendo cada posición de estiramiento durante 30-45 segundos.

    Fuente: Centro de Medicina del Deporte. Consejo Superior de Deportes. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *