Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

Actividad física durante el confinamiento: algo más que un entretenimiento.

Os traemos una serie de recomendaciones sobre la actividad física durante la pandemia del Covid-19, esta nos ha traído un periodo de nuevas rutinas, cambios importantes en nuestro día a día que se ven determinados por la responsabilidad de guardar cuarentena. Son muchas las horas de las que disponemos en casa para mantenernos activos física y mentalmente.

Con la llegada del confinamiento, se han multiplicado las cuentas referentes al entrenamiento y el ejercicio físico en las redes sociales, así como su actividad: consejos, consultas online, sesiones en directo y una suculenta oferte de vídeos con explicaciones superficiales que intentan mantenernos entretenidos, pero cabe recordar que además de entretenimiento, el deporte es una poderosa herramienta saludable que, bien aprovechada, nos mantendrá alejados de los problemas derivados del sedentarismo. Ante tal saturación de información, sería conveniente elegir con cautela bajo la supervisión de profesionales de la actividad física y el deporte. Es por eso que la intención de este artículo es la de guiar los pasos que iremos dando durante las próximas semanas siguiendo estos puntos clave:

  1. Mantén el contacto con tu entrenador/a. Sabrá de antemano cómo, cuánto y qué entrenar en cada momento.
  2. Si no tienes entrenador/a o bien no dispone de medios para un seguimiento adecuado de tus sesiones, acude a fuentes fiables y de confianza, evitando “gurús” del entrenamiento o asegurándote de que dicha fuente se basa en el conocimiento científico.
  3. No utilices el entrenamiento como solución para la ansiedad o una posible depresión; si tienes indicios de sufrir alguno de estos problemas, ponte en contacto con un psicólogo.
  4. Evita sesiones previamente programadas o publicadas en internet con el objetivo de alcanzar una gran masa social; el entrenamiento debe ser lo más adaptado a nuestras necesidades y posibilidades.
  5. Mide y cuantifica tu progresión. Es importante saber que las sesiones que estás desarrollando tienen un impacto en tu rendimiento y tu salud.
  6. Establece un horario para entrenar cada día, y en caso de que lo hicieras antes, que sea el mismo que solías tener antes de la llegada del coronavirus.
  7. No centres todos tus esfuerzos en el entrenamiento. Aunque sea indispensable, hay otras muchas actividades para realizar en casa (pintar, escribir, tocar algún instrumento musical, hacer un puzzle, cocinar…).

Y recuerda: esta situación puede prolongarse en el tiempo más de lo que nos gustaría, pero es responsabilidad de todos cumplir con las indicaciones que nos llegan por parte de los expertos. Tal y como dijo un mago, “lo único que podemos decidir es qué hacer con el tiempo que se nos ha dado”.

¡Ánimo!
Andrés Campoy Miras. Readaptador y Entrenador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *