Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

Acepto las condiciones legales.

Osteopatía

La Osteopatía es un enfoque asistencial diferente

 

La Osteopatía, a partir de un sistema de diagnóstico y tratamiento específico, pone especial atención en la estructura del individuo y en los problemas mecánicos que en la misma pueden aparecer.

Se trata de una Terapia únicamente Manual; totalmente complementaria con la medicina alopática o convencional en su objetivo común de ayudar al paciente, y que cabe colocarla dentro de un contexto de prevención, de conservación, y de mejora de la salud.

Mediante la Osteopatía ayudamos a re-equilibrar el organismo centrándonos en la estructura, mejorando de ese modo el funcionamiento del cuerpo. Se utilizan para el tratamiento Técnicas suaves y seguras, adaptadas a cada paciente y a sus necesidades, teniéndose siempre en cuenta la edad, el sexo, la tipología y el estado de salud del mismo, etc.

Indicaciones de la osteopatía

Entre las principales indicaciones de este tipo de enfoque terapéutico cabe destacar todas aquellas disfunciones músculo-esqueléticas que cursen con dolor a nivel de la columna vertebral y de las extremidades y que son causadas por traumatismos, accidentes, movimientos repetitivos, malas posturas, alteraciones de la función visceral, estrés, etc. Es asimismo muy eficaz en el tratamiento de: migrañas, vértigos, bruxismo y problemas de oclusión temporo-mandibular, trastornos circulatorios, digestivos, endocrinos, traumáticos, ginecológicos, pediátricos, etc.

A pesar que la Osteopatía sea quizás más conocida por el tratamiento del dolor de espalda (lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias, etc.) es también muy efectiva como tratamiento de otro tipo de síntomas como:

  • Trastornos Músculo-Esqueléticos: contracturas musculares, tendinitis, etc.
  • Trastornos Respiratorios: resfriados de repetición, sinusitis, tos no productiva, etc.
  • Trastornos digestivos: colon irritable, estreñimiento, acidez, espasmos abdominales, etc.
  • Trastornos Genito-Urinarios: incontinencia, dolores menstruales, disparuenia, etc.
  • Problemas y seguimiento del Embarazo: dolor de espalda o ciáticas, dolor inguinal, etc.
  • Trastornos pediátricos: cólicos, vómitos, secuelas derivadas de la aplicación de ortodoncias, trastornos del sueño, hiperactividad, alteraciones del crecimiento, etc.
  • Prevención de lesiones y de disfunciones en el organismo, que puedan comportar futuras molestias o enfermedades.
  • Otros: Estrés, migrañas tensionales, cansancio generalizado.