Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

Actividad física en el ámbito laboral: mejorar la salud para aumentar el rendimiento (Parte 1)

Las investigaciones más recientes en el ámbito de la actividad física han podido demostrar el tremendo impacto que tiene la práctica deportiva en la salud de las personas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) actualiza con cierta regularidad sus recomendaciones en cuanto al tiempo de actividad física y su intensidad mínima requerida para que dicho impacto sea significativo. No obstante, las condiciones laborales de gran parte de la población adulta dificultan el cumplimiento de las recomendaciones de la OMS, lo que se traduce en una baja productividad laboral, mayor fatiga, falta de sueño y un incremento del absentismo por dolores físicos.

Según una encuesta realizada por el Consejo Superior de Deportes en colaboración con el CIS, menos del 10% de los españoles practican actividad física controlada y planificada en sus puestos de trabajo. Es por ello que las instituciones públicas, las empresas y los propios trabajadores ponen cada vez más empeño en fomentar y desarrollar programas de actividad física para antes, durante y después del desempeño profesional. Entre las estrategias escogidas por las instituciones, empresas y trabajadores para la promoción de la actividad física en el ámbito laboral destacan:

  • Acuerdos con gimnasios o centros de entrenamiento para una reducción de la tarifa o cuota.
  • Charlas y talleres orientados a la concienciación de los beneficios e importancia de la realización de actividad física.
  • Realización de actividad física a cargo de la empresa, entre trabajadores, dentro o fuera del horario laboral.
  • Presencia de un fisioterapeuta y/o un entrenador o readaptador en el lugar de trabajo.
  • Fomento y facilitación de la participación de los trabajadores en eventos deportivos.

Con estos programas y estrategias, son numerosos los objetivos que se cumplen:

  • Reducir el número de bajas laborales.
  • Reducir el riesgo de incidente en el puesto de trabajo.
  • Aumentar la productividad de los trabajadores.
  • Mejorar el servicio prestado de cara al consumidor o cliente.

Fuente: Beneficios del fomento de la actividad física y la práctica deportiva, en términos de mejora de la salud, el bienestar y la productividad empresarial (Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo).

Autor: Andrés Campoy Miras. Entrenador y Readaptador en Fisioterapia Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *