Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

Acepto las condiciones legales.

De que se trata la Osteopatía Craneosacra

En esta ocasión queremos haceros una introducción sobre en qué consiste esta rama de la osteopatía y que aplicaciones tiene en nuestra consulta a diario.

DEFINICIÓN:

La terapia craneosacra es una técnica miofascial empleada para normalizar la movilidad de los extractos más profundos de tejido conjuntivo en el organismo. Estos tejidos conjuntivos rodean el cráneo, el sacro, la médula espinal y los nervios. La terapia craneosacra es un método desarrollado por John E. Upledger, la cual promueve los mecanismos naturales de curación del cuerpo para mejorar la acción del sistema nervioso central, minimizar los efectos desfavorables del estrés, incrementar la salud y fortalecer la resistencia hacia la enfermedad.

Se dice que la osteopatía craneal está basada en un «mecanismo respiratorio primario», un ritmo que puede ser percibido con un sentido del tacto muy sutil. Según la osteopatía craneal, los movimientos rítmicos e intrínsecos del cerebro humano causan fluctuaciones rítmicas entre membranas durales, huesos craneales, y el sacro. Los fisioterapeutas especializados en esta técnica pretenden modificar palpablemente parámetros de este mecanismo para el beneficio de la salud del paciente.

UN POCO DE HISTORIA:

A principios de los años 1900, la investigación de William Sutherland, un médico osteópata americano, detalló el movimiento del cráneo y la pelvis. Antes de su investigación se creía que el cráneo era una masa inmóvil y sólida, pero Sutherland informó de que el cráneo realmente estaba formado de 22 huesos separados y movibles que están relacionados por capas del tejido blando. John Upledger y otros en el Department of Biomechanics en Michigan (State University, College of Osteopathic Medicine) desarrollaron esta investigación y ésta fue la base para el trabajo de Upledger que él mismo nombraría “terapia craneosacra”.

OBJETIVOS:

La terapia craneosacra es beneficiosa en el tratamiento del dolor agudo, del dolor de cabeza, del dolor del cuello y en la parte baja de la espalda y en el entumecimiento y disestesias en brazos y piernas.

Es recomendado para la fibromialgia, enfermedad cardiaca, osteoartritis, artritis reumatoide y gastroenteritis. También es usado con otras terapias para tratar el síndrome de fatiga crónica e irregularidad menstrual, dificultades de coordinación motora, disfunción de la articulación temporomandibular, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *