Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

Acepto las condiciones legales.

La fisioterapia en la música

En el post de hoy queremos tratar la importancia del esfuerzo físico en el mundo musical. Podemos imaginarnos que para ser un buen músico han de darse múltiples factores como la técnica, el oído, la disciplina diaria, la emoción… pero a menudo olvidamos que la capacidad física del músico tiene un papel fundamental ya que son muchas las horas que pasan con el estudio y práctica de su instrumento.

Es muy frecuente recibir en nuestra consulta a profesionales de la música que acuden por diversas lesiones asociadas a las largas horas que están tocando su instrumento ya sea piano, clarinete, guitarra… y sin embargo ninguno suele ser consciente de la postura que adoptan para ello o de la importancia de tener una buena condición física, sobretodo de aquellas partes del cuerpo que más solicitan.

Desde el punto de vista de la Fisioterapia es importante que estas patologías frecuentes asociadas al campo de la música sean tratadas ya que dependiendo de su evolución y gravedad pueden implicar el cese temporal de la práctica con el instrumento o una disminución del progreso de aprendizaje. Gracias al fisioterapeuta el músico puede ganar fuerza, control motor y precisión con su instrumento.

PATOLOGIAS Y TRATAMIENTO
Frecuentemente nos encargamos de liberar el estrés o sobrecarga muscular al que está sometido el músico de aquellos grupos musculares que más solicita en su ensayo diario, pero como hemos dicho hay una larga lista de patologías bien definidas que están asociadas a la práctica de cada instrumento, como pueden ser:

? Sobrecarga muscular: en este caso mediante la terapia manual reducimos el tono muscular excesivo y enseñamos pautas para corregir malos hábitos posturales, a través también de la activación/entrenamiento de la musculatura debilitada (hipotónica).
? Tendinitis de Quervain: es una inflamación tendinosa localizada en el dorso del dedo pulgar desde la muñeca hacia el dedo y los síntomas suelen ser dolor en el pulgar al cerrar el puño, hinchazón o entumecimiento del dedo pulgar e índice. Esta patología es muy frecuente en clarinetistas por la posición de su mano al sostener su instrumento
? Epicondilitis o epitrocleitis: el epicóndilo o epitróclea son dos prominencias óseas situadas en la cara lateral y medial del codo, respectivamente, donde se insertan un conjunto de músculos que por movimientos repetitivos se puede desarrollar una inflamación tendinosa. Los síntomas serán dolor, inflamación y debilidad. Es muy frecuente en guitarristas.
? Síndrome subacromial: es el estrechamiento del espacio entre el acromion (parte de la escapula unida a la clavícula) y la cabeza del húmero (“la bola del hombro”) que provoca un pinzamiento y posterior inflamación de los tendones que tienen ese recorrido (manguito de rotadores). Los síntomas son dolor al movilizar el brazo por encima de los 90 grados e impotencia funcional.
? Síndrome del túnel carpiano: se trata del atrapamiento del nervio mediano que pasa por el túnel del carpo situado en la muñeca. En el caso de los músicos, se suele producir por un exceso de tono muscular de los tendones del antebrazo que rodean esta estructura. Los síntomas principales serán hormigueo en la mano y falta de fuerza.
? Alteraciones del patrón postural. Es fácil imaginar que de una postura incorrecta hacemos un sobreuso de estructuras (musculares, tendinosas, articulares) provocando un desequilibrio en la correcta biomécanica (forma de mover las distintas articulaciones de forma entrelazada y armónica) del cuerpo. Por ello será igual de importante conocer la postura correcta para tocar cada instrumento y tener una preparación física mínima para soportar tantas horas de estudio.

Antes de comenzar el tratamiento los fisioterapeutas realizamos una detallada historia clínica o anamnesis del paciente para conocer aspectos fundamentales que marcarán el pronóstico de la lesión y la evolución del tratamiento. En el abordaje de las lesiones habrá varios aspectos fundamentales:

  • Conocer: patologías previas y superadas por parte del paciente, postura durante la práctica, estrés, horas de sueño, horario de su rutina (tiempos de ensayo con el instrumento y descanso).
  • Será muy importante un abordaje preventivo para diagnosticar posibles déficits posturales del músico y técnica (como ejecuta la práctica del instrumento), para ello es necesario observar al músico como toca el instrumento en directo para detectar vicios y posturas inadecuadas.
  • Tratamiento del dolor y reeducación funcional para conseguir una mejora en la interpretación y técnica con el instrumento.

Esperamos que haya sido de interés para vosotros este punto de vista o ámbito de la Fisioterapia. En un próximo post podemos explicar de forma más concreta una afectación que puede darse en los músicos: la distonía muscular. Es una patología muy interesante así como su tratamiento fisioterápico y por experiencia propia como terapeuta conozco la frustración que puede suponer para el músico ya que pone en peligro su carrera musical.

¡Gracias por leernos!

Autora: Adelina Sánchez Arcoya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *