Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

Propósitos de AÑO NUEVO

¡Feliz año a todos! Continuamos un año más con nuestro blog para que podáis encontrar información de vuestro interés acerca de nuestro trabajo en Clínica Fisioterapia Granada.

Después del atracón de Navidad, toca retomar los hábitos saludables como practicar ejercicio físico a diario. Para muchos será el gran propósito de año nuevo y para otros una vuelta a lo que venían haciendo antes de las vacaciones. En ambos casos, hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones para que la vuelta o inicio de la actividad física se haga de una forma segura y evitar así lesiones que acaban siendo en muchas ocasiones el motivo de consulta.

Os dejamos una guía de recomendaciones generales para el regreso o inicio del ejercicio físico y os adelantamos que en el siguiente post entraremos en más profundidad sobre este tema para quien le resulte de interés y utilidad esta información.

CONTROL REGULAR POR PARTE DE TU MEDICO.
Antes de comenzar a practicar ejercicio físico, especialmente si eres sedentario/a, debes de someterte a un control médico de aptitud, tanto más exhaustivo y específico cuanto más exigente sea la actividad deportiva que vas a realizar.

SEGUIR LA PLANIFICACIÓN.
Es importante mantener la planificación del entrenamiento establecida por parte de un profesional. Es imprescindible no modificar los contenidos establecidos por el entrenador (cargas de entrenamientos, tiempo de recuperación…)

CALENTAMIENTO PREVIO.
Debes de realizar un buen calentamiento específico antes de comenzar a hacer deporte. El calentamiento debe de ser la parte inicial de cualquier sesión de entrenamiento para preparar el organismo y mente para el esfuerzo posterior.

REALIZAR ESTIRAMIENTOS TRAS EL EJERCICIO.
Estirar los músculos al finalizar la actividad física disminuye el riesgo de aparición de dolores musculares tardíos  y lesiones.

CONCENTRACIÓN DURANTE LA PRÁCTICA.
Estar concentrado nos permite ser conscientes de nuestros límites, sensaciones y capacidades en todo momento.

REGRESO A LA CALMA.
La fase de vuelta a la calma es fundamental al final de una sesión de entrenamiento. Habrá que ir deteniéndose progresivamente y realizar respiraciones profundas. Dependiendo de la intensidad del ejercicio, será interesante incluir una fase aeróbica a baja intensidad.

HIDRATARSE CORRECTAMENTE.
Durante las actividades cotidianas, nuestro organismo puede perder medio litro de agua, o más, a través de la piel y la respiración. Cuando realizamos ejercicio físico intento, estas pérdidas pueden aumentar hasta el triple, provocando una deshidratación si no se compensa con la ingesta de agua o líquidos ricos en electrolitos que aporten sodio y potasio.

ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA.
Es recomendable ingerir comidas ligeras 90 a 120 minutos antes de iniciar la actividad deportiva. Es preciso un adecuado aporte de energía a través de la alimentación para así favorecer a la recuperación metabólica tras un esfuerzo físico. Si se trata de un ejercicio de más intensidad sería recomendable contar con el asesoramiento nutricional de un profesional.

DESCANSA.
Sin descanso no existe regeneración. Es fundamental dormir un número adecuado de horas y distribuir el esfuerzo físico entre sesiones.

DOS CUALIDADES CLAVES PARA EL ÉXITO: PACIENCIA Y CONSTANCIA.
Se debe de practicar con regularidad e invertir el tiempo suficiente para alcanzar nuestros objetivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *