Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

Acepto las condiciones legales.

Todo sobe el método Mckenzie

Visión general del Método McKenzie

El Método McKenzie ® de Diagnóstico y Terapia Mecánica ® (MDT) tiene un protocolo de evaluación y tratamiento basado en la evidencia científica para pacientes con problemas de columna y extremidades. El Diagnóstico y la Terapia Mecánica ® ha demostrado ser un sistema de evaluación fiable para categorizar a los pacientes en subgrupos.

El sistema de evaluación MDT permite realizar a los fisioterapeutas un proceso de clasificación de pacientes seguro y eficiente, especialmente para determinar que grupo de pacientes con problemas o dolor de columna son apropiados para este tratamiento. Esta evaluación también identificará dolores no-mecánicos o contraindicaciones para este tipo de terapia. Los estudios científicos han demostrado que la mayoría de pacientes con dolor en la columna responden bien a ejercicios específicos y disminuyen sus síntomas cuando se tratan con ejercicios específicos para cada paciente.

La combinación de consejos posturales y aplicación de un programa de ejercicios específicos individualizados llevados a cabo por un fisioterapeuta formado en McKenzie permitirá al paciente realizar el autotratamiento de su lesión. Este proceso promueve el autoaprendizaje del paciente, aumenta la satisfacción con el tratamiento y es más económico.

Beneficios de MDT

 

  1. Base científica: Para ser efectivo cualquier sistema de tratamiento debe estar basado en un tipo de evaluación y un diagnóstico preciso o subclasificación. Cuando estos principios se aplican al sistema McKenzie el soporte científico es muy alto.
  2. Diagnóstico Inicial: Frecuentemente es posible confirmar el diagnóstico inicial del paciente en 1-2 sesiones.
  3. Autotratamiento: El énfasis en el autotratamiento promueve el autoaprendizaje del paciente fomentándole una gran sensación de independencia. Las investigaciones nos dicen que los pacientes que son educados en el autotratamiento tienen mejores resultados que los pacientes que reciben un tratamiento pasivo. Otras investigaciones han demostrado que el tratamiento de pacientes con un programa específico de ejercicios basados en una clasificación sistemática monitorizando las respuestas sintomáticas y mecánicas se obtienen mejores resultados que con tratamiento con ejercicios no específicos.
  4. Prevención de la recidiva: Los pacientes que han sido educados en el autotratamiento serán capaces de iniciar el tratamiento en cuanto detecten el primer síntoma de recaída. Los síntomas normalmente van a poder aliviarse antes de hacerse más intensos.