Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

Acepto las condiciones legales.

Todo sobre el concepto Mulligan

El Concepto Mulligan ® es un método de Terapia Manual creado por Brian Mulligan, Fisioterapeuta neocelandés, en los años 80.

Actualmente, se utiliza en la valoración y tratamiento de disfunciones neuro-musculo-esqueléticas en todo el mundo, y ha sido introducido recentemente en la Península Ibérica.

El tratamiento fisioterapeutico de las lesiones musculoesquléticas ha progresado desde el ejercicio activo y gimansia de recuperación en sus orígenes hasta la aplicación por parte del Fisioterapeuta de movimientos pasivos fisiológicos y movimientos pasivos accesorios. El concepto de Brian Mulligan de movilizaciones con movimiento (MWMs) en las extremidades y de deslizamientos apofisarios naturales sostenidos (SNAGs) en la columna son la continuación lógica de esta evolución, con la aplicación simultánea de un movimiento accesorio pasivo por parte del Fisioterapeuta y un movimiento fisiológico activo generado por el paciente.

Las técnicas de tratamiento son muy funcionales y tienen efectos inmediatos en la amplitud de movimiento y/o dolor. Se aplican técnicas manuales, de auto-tratamiento y vendajes. En los últimos años, más de 100 artículos científicos sobre este concepto han sido publicados en revistas internacionales de elevado factor de impacto del área de la Fisioterapia (JOSPT, Manual Therapy, Physical Therapy, JMPT, JMMT, etc.) y del área médica (BMJ, Spine, Pain, Clinical Biomechanics, etc.)

Los efectos inmediatos de estas técnicas se explican por la corrección de fallos posicionales articulares y/o producción de efectos neurofisiológicos.

Indicaciones comunes para este enfoque:

  • El dolor de naturaleza no inflamatoria.
  • Dolor agudo de una lesión.
  • Pérdida de movimiento debido a las condiciones artríticas.
  • Por condiciones quirúrgicas que causan la pérdida de movimiento libre con dolor.
  • Los dolores de cabeza debido a problemas en el cuello.
  • El mareo asociado con problemas en el cuello.
  • Dolor y movimiento de la mandíbula o restricciones de la ATM.
  • Esguinces de tobillo en fase crónica o aguda.
  • “Codo de tenista”/dolor lateral en el codo.