Pida cita previa a través de nuestro formulario de contacto:

    Tratamiento fisioterápico en la ATM (Articulación Temporo – Mandibular)

    ¿Qué es la ATM?
    Para comprender en qué consste el tratamiento fisioterápico en la ATM (Articulación Temporo – Mandibular), vamos a explicar previamente qué es la la articulación temporo-mandibular. Es una de las articulaciones más complejas de nuestro cuerpo: une la mandíbula al cráneo y permite hablar, masticar, deglutir y cumplir movimientos mímicos. Se mueve entre 1500 y 2000 veces cada día. La disfunción de esta articulación puede influir sobre la postura y el equilibrio en la marcha y es causante de mucho dolor y limitaciones. El origen de dicha alteración suele ser por múltiples factores asociados.

    Síntomas que puede originar la disfunción de la ATM:
    Es difícil saber sólo por los síntomas si el origen de un dolor viene de la articulación temporo-mandibular o tiene otro origen. En este caso, el fisioterapeuta debe de interrogar al paciente y hacerle una valoración global descartando otras posibles causas.

    Pero algunas de los síntomas que provocan el trastorno de la ATM son los siguientes:

    • Dolor/Presión: Dentro o delante de los oídos en una o en las dos A.T.M., que se puede irradiar a la cabeza, mandíbula, garganta, nuca, cuello, hombros, etc.
    • Ruidos articulares: como chasquidos, crujidos. Zumbidos, pitidos.
    • Problemas funcionales: Apretar los dientes, rechinar, mala oclusión mandibular. Problemas óticos como taponamiento, mareos, pérdida de audición.
    • Otros: Adormecimiento de la piel de la cara, picor en el agujero de la oreja, picor en la garganta, sequedad de la boca, molestias en los ojos o en la visión, nerviosismo, depresión, neuralgia del trigémino, etc.

    Las causas de los trastornos de la ATM pueden ser numerosas, siendo algunas de ellas:

    • Rechinar o apretar los dientes (bruxismo).
    • Traumatismos en la articulación (como fracturas del cóndilo y la mandíbula).
    • Síndrome de latigazo cervical.
    • Trastornos inflamatorios como la artritis u osteoartritis.
    • Situaciones muy estresantes físicas y mentales.

    Relación directa con la emoción

    La causa principal de este problema es el estrés y los factores psicológicos, que aumentan las tensiones musculares de las regiones del cuello y cara. Las situaciones estresantes desencadenan en el individuo una serie de emociones, de intensidad y características diferentes según la personalidad de cada uno. Los problemas en ATM se pueden traducir en un enfado reprimido ya que suelen ser personas que no expresan la agresividad y la rabia contenida por miedo o respeto y no saben controlarla ni dirigirla. Si se reprime hasta el punto de luxarse la mandíbula, es decir, que se le bloquee por completo hasta no poder moverla, es un claro indicio de exceso de control y estar en situación límite. El tener una necesidad urgente de expresarse, y el hecho de reprimir esa necesidad repercute en la mandíbula de forma clara y provocando un desajuste. Se suele manifestar más en personalidades más emocionales que dudan de su agresividad y tienen miedo a las represalias.

    Tratamiento de Fisioterapia

    Existen diferentes problemas con los que la persona se presenta en consulta y podemos intervenir con la fisioterapia/osteopatía:

    • Bruxismo.
    • Bloqueos mandibulares de apertura y cierre.
    • Dolor en boca, cara o zona cervical.
    • Cefaleas y migrañas.
    • Traumatismos.
    • Neuralgias.
    • Tratamiento complementario a la Ortodoncia.

    Esta articulación se puede tratar de forma externa e interna (intrabucal).
    Es importante tratar y relajar toda la musculatura que participa en la masticación sobretodo el masetero. Este músculo aunque es pequeño está considerado como el más potente del cuerpo humano. El masetero es el principal responsable de la masticación y tiene gran influencia a nivel emocional, sobretodo mientras dormimos es muy común “apretar los dientes” lo que se conoce como bruxismo.

    Hay un fuerte vínculo entre la postura y la oclusión. Una posición asimétrica de la mandíbula, por pequeña que sea, provoca la contracción de ciertos músculos generando un cambio en la postura, lo que origina una fuente de problemas para la columna vertebral y también para la cabeza. Así que cuando la mandíbula se mueve, el cuerpo tiene que compensar, adaptarse.

    1. El tratamiento fisioterápico de la ATM es una herramienta fundamental y eficaz en el tratamiento multidisciplinar de estas disfunciones.
      El trabajo del fisioterapeuta se centrará sobre la armonización de todos los músculos involucrados directamente o indirectamente en el sistema masticatorio, corrigiendo las restricciones, disfunciones, desequilibrios tensionales en distintas partes del cuerpo, incluido el cráneo y la boca. Esto se realiza en función de una exploración y diagnóstico de todo el cuerpo para detectar estos desajustes. El tratamiento se realiza por medio de técnicas manuales muy precisas que intentan modificar las alteraciones articulares, cadenas musculares y faciales.
    2. Tratamiento mediante propiocepción y reeducación postural en grupos o individual: a la vez que se liberan las disfunciones debemos modificar los patrones posturales que las sostienen. Hay que enseñar a corregir ciertas posturas anómalas y después de hace una reprogramación-reeducación de las cadenas musculares para buscar el equilibrio adecuado al cuerpo y mejorar la utilización corporal con ejercicios propioceptivos y ajustadores.

    En ocasiones, no siempre es suficiente la intervención del fisioterapeuta en el tratamiento fisioterápico en la ATM (Articulación Temporo – Mandibular) para volver a rearmonizar los problemas de oclusión y será también necesario recurrir a la ortodoncia, después de haber liberado y corregido todo lo que es posible con nuestro tratamiento.

    Autor: Adelina Sánchez Arcoya

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *